Manolin El Médico de la Salsa

0
358
Manolin El Medico de la Salsa

Manolín El Médico de la Salsa llega a Miami
Regresa a Miami Manolín, el cantante cubano llamado, El Médico de la Salsa. Con mucha polémica y espectación se presenta en concierto. Pero el profesionalismo y la alegría de ver un buen espectáculo han sido uno solo.

Cuentan que a principios de los 90’s Manolín andaba con la misma camisa, el mismo pantalón y el mismo par de botas recorriendo la capital cubana tratando de que alguien escuchara sus canciones. Cuatro años más tarde es el salsero de la Isla que más discos vende, llenando estadios y plazas de baile en las giras por los barrios y repletando los centros nocturnos.

Sus temas se difunden a todas horas en la radio y son escuchados con tanta intensidad en los lugares públicos que un periodista español se preguntaba si estaba establecido por decreto hacer sonar al Médico de la Salsa en todos los bares de La Habana.

Sucede que Manolín es el protagonista de una ¿tendencia? ¿moda? ¿síndrome? ¿estilo? Que no parece aflojar luego de más de una docena de temas “pegados”. Después de cantar “A que me mantengo” y “Somos lo máximo, lo que se vende como pan caliente”, Manolín confiesa musicalmente: “Yo tengo mi mecánica …” Una mecánica que sus seguidores defienden con energía, sus detractores minimizan y algunos de sus colegas fingen ignorar.

Este fenómeno ha influido en la música cubana de la presente década a tal punto que una autoridad indiscutida como la de Juan Formell señalo que “nadie imaginó que Manolín iba a crear un nuevo estilo musical, porque todo, o casi todo, lo que hoy suena en Cuba, de una forma o de otra, tiene que ver con este suceso musical”.

“Lo primero que hice fue oír toda la música cubana. Junto a los libros de medicina estaban los discos de salsa. Luego busqué mi propio espacio en la música. Lo que más se acercaba a lo que yo quería era NG la Banda: Como compositores me interesaban Juan Formell y Giraldo Piloto; en la interpretación gente como Rubén Blades y Juan Luis Guerra. Consideré que era necesario hacer un rompimiento en la manera de hacer música. La vida cambiaba e incluso ya no se bailaba igual.”

Al analizar su meteórica trayectoria en estos cuatro años hay que ir más allá de lo musicológico. Si bien el carisma es responsable en gran medida de su éxito, este atributo no resulta suficiente para explicar lo alcanzado por el joven salsero en poco tiempo y que Elio Revé sintetizaba con su lenguaje directo durante su última entrevista en televisión: “El Médico ha producido un “palo” y eso hay que reconocerlo.”

Hay una diversidad de circunstancias que han influido en la proyección artística de Manolín: hijo de Fefita Hernández, destacada intérprete de la música tradicional campesina, estudia Medicina (se graduó en 1992).

06_MANOLIN_02De jovencito soñaba con ser un artista como Silvio Rodríguez y terminó siendo un salsero que no olvida la guitarra. Pertenece a una generación de jóvenes universitarios con una visión integral, muy universal, de la vida.

Por el momento él disfruta de su popularidad y de los siete discos de platino que acaba de otorgarle Caribbean Productions, por ser el intérprete de esa disquera que mayor número de fonogramas ha vendido. Un éxito tan rotundo suscita polémica. Manolín está consciente de ello y parece que eso lo estimula.

Una vez más el arte triunfa, en la presentación de Manolín, El Médico de la Salsa.

(Fotos cortesía Glitter Promotions )